10 consejos fáciles para evitar los antojos

10 consejos fáciles para evitar los antojos

Te recomendamos leer también:

En algún momento, todos tenemos un antojo de algo. Sea dulce o salado (un chocolate, unas frituras, una pizza…) pocas veces nuestro antojo está relacionado con un alimento saludable. En muy raras ocasiones, puede ser que el deseo de determinado alimento esté relacionado con una deficiencia de  nutrientes, casi siempre está relacionado con malos hábitos de alimentación. Evitar los antojos es fácil con los siguientes consejos:

  1. Manténte alejado de los antojos.  Parece algo de sentido común el  no comprar alimentos que no son saludables, sin embargo, cuantas veces tenemos nuestro refrigerador o alacena llena de comida que nos encanta y nos hace daño. Lo mejor, es no tener ni en nuestra casa, lugar de trabajo, bolsa y escritorio, alimentos que nos gusten y nos hagan daño. Si tienes tus antojos poco o nada saludables al alcance de tu mano, lo más seguro es que no puedas resistirte a ellos y te los comas.
  2. No vayas al supermercado con el estómago vacío.Si vas después de comer, te puedo asegurar que solo comprarás lo que hayas escrito en tu lista de compras. En cambio, si no has comido, comprarás todo aquello que se te antoje, generalmente comida llena de calorías y poco saludable.
  3. No pases mucho tiempo sin comer. Procura realizar de cuatro a cinco comidas pequeñas durante el día. Que sean alimentos saludables y llenos de nutrientes. Si dejas mucho tiempo sin comer, es más fácil que sucumbas a tus antojos.
  4. Toma agua. Antes de que te vayas a llevar a la boca esa rebanada de pizza, detente un momento, respira profundo y bebe un vaso con agua. A veces, el cuerpo confunde la deshidratación con el hambre, así que al hidratarlo, el hambre desaparece como por arte de magia.
  5. Come frutas si tus antojos son de algo dulce. Si no puedes resistirte a un pastel de chocolate, prueba comer una fruta en sustitución del pastel. Al principio, como tu cerebro está acostumbrado a una explosión de dopamina al comer el pastel, la fruta te parecerá insípida. Con el tiempo, acostumbrarás a tu cuerpo y la fruta te parecerá maravillosa. Come dátiles, higos, mangos, plátanos, que son frutas muy dulces y con muchos nutrientes.
  6. Duerme bien.Por lo menos siete horas. Establece rutinas para dormir, como darte un baño con agua caliente, tomar un té de lavanda y muy importante, irte a dormir siempre a la misma hora. La falta de sueño afecta la grelina y la leptina, dos hormonas ligadas al apetito y al peso. La grelina da la señal de hambre y la leptina, manda la señal de saciedad. Cuando no dormimos bien, bajan los niveles de leptina y suben los de grelina.
  7. Come proteinas.  Siempre incluye en todas tus comidas algo de proteína. Además de ayudarte a reconstruir tus músculos, la proteína te hace sentir satisfecho por más tiempo.
  8. Maneja el estrés. Cuandollevamos mucho tiempo estresados, nuestro apetito puede verse afectado, ya que las glándulas suprarrenales segregan una hormona llamada cortisol. Esta hormona incrementa el apetito por lo que es más fácil que caigamos en la tentación de comer alimentos llenos de calorías.
  9. Distráete de tus antojos. Si estas sentado en el sillón sin hacer nada, es más probable que pienses en comer. Por el contrario, si te mantienes distraído haciendo las actividades que más disfrutas, ni te acordarás de ese bowl de helado.
  10. No hagas dietas restrictivas. ¿No te ha pasado que justo el día que decidiste “ponerte a dieta”, todo se te antoja? Tal parece que lo prohibido nos llama más la atención. Por eso, el lugar de hacer dieta, cambia tus hábitos alimenticios, nútrete con alimentos saludables y de vez en cuando come lo que más te gusta.

 

Te recomendamos leer también: