13 Alimentos “saludables” que en realidad no lo son

13 Alimentos “saludables” que en realidad no lo son

Qué se esconde detrás de muchos alimentos “saludables” que nos venden como tales, pero no lo son.  Es muy importante aclarar que algunos alimentos que están aquí sí son saludables en las cantidades y formas adecuadas y que algunos productos industrializados de los que hablaremos no contienen las sustancias que hacen poco saludables a muchos de ellos (la información está en las etiquetas).

Alimentos “light”. La definición es muy amplia, pero si un producto no tiene grasa, o tiene menos azúcar, no quiere decir que es nutritivo y saludable. A veces son los mismos productos con bajo valor nutritivo, pero con una proporción menor del ingrediente “malo”, el cual es frecuentemente sustituido por uno peor. No todos los productos industrializados o etiquetados como ligeros son malos para la salud, lo importante es que no te dejes engañar por el concepto y tomes decisiones inteligentes.

Fructosa. Mucho tiempo se consideró una alternativa al azúcar, pero se ha descubierto que su efecto en la glucosa sanguínea es aún más perjudicial. La fruta tiene fructosa en forma natural, eso es cierto. Con lo que hay problema es con las concentraciones de esta sustancia en alimentos procesados.

Jugos de fruta. Las frutas son buenas, ¿qué puede haber de malo en sus jugos? La respuesta es: la cantidad. Es muy fácil tomar el jugo de una cantidad de frutas que sería muy difícil comer.

Te recomendamos leer también -> ¿Cuáles son los jugos de fruta que más engordan?

Cereales y panes integrales. Hechos con harina integral (con la fibra). ¡Muy bien! ¿en qué proporción? Porque no es sólo poner “harina integral” como uno de los ingredientes. Las leyes de muchos países permiten a los fabricantes anunciar su producto como “saludable” o “integral” aunque el ingrediente principal sea harina refinada y azúcar.

Granola. Los granos integrales son buenos, sin duda, pero que hay del azúcar (o la miel) que se añade. ¿Y qué pasa si comemos medio kilo de granola?

Aderezos para ensaladas. Las ensaladas son saludables ¿no? ¿Qué puede ser malo si agrego un “chorrito” de aderezo. Bueno, generalmente los aderezos industrializados son una concentración fabulosa de saborizantes, colorantes, azúcar, sal y grasa. El aceite de oliva virgen es lo que te recomendamos.

Chocolate oscuro o amargo. El cacao es muy bueno para tu salud, ¿pero qué pasará si te comes una barra de chocolate de 100 gramos cuya mitad es azúcar? El chocolate oscuro que te recomendamos tiene más de 75% de cacao.

Margarina. Una alternativa a la mantequilla que resultó ser no más que grasa vegetal hidrogenada. Causa irritación crónica en las arterias y provoca que aumente el colesterol en la sangre, además de que es fácil abusar de su consumo pensando que es saludable.

Barras de proteínas. La proteína es un macronutriente esencial, pero las barras de proteínas más vendidas tienen muchos ingredientes más como aceites vegetales hidrogenados (para que el producto no se eche a perder y sepa mejor. Nuevamente insistimos, las etiquetas son tus amigas.

Bebidas deportivas. No son malas si estás agotando tus reservas de energía durante una competencia deportiva o un entrenamiento muy intenso, pero si piensas que porque tomas una bebida deportiva vas a convertirte en un deportista, estás muy equivocado. Comúnmente estas bebidas no son más que agua con glucosa y electrólitos que sólo son muy útiles para quienes están realizando una actividad física extenuante.

Claras de huevo. ¡Son muy buenas! Por supuesto. Tienen mucha proteína de extraordinaria calidad. El problema es pensar que son tan nutritivas como un huevo completo. La clara es donde están la mayoría de los nutrientes. Un mito que se popularizó durante décadas fue que la yema engorda. Lo que puede hacerte engordar es comer 20 yemas (si no eres atleta).

Te recomendamos leer también -> Desayuna este alimento y tendrás menos hambre durante el día

Yogurt. Otro alimento excelente, excepto cuando se le llena de químicos y muchísima azúcar, como es muy común. El yogurt natural tiene un sabor muy ácido que la mayoría de las personas no perciben como agradable. Las compañías fabricantes de estos alimentos lo saben y han “corregido” este problema virtiendo cantidades enormes de azúcar, endulzantes químicos y saborizantes.

Fruta seca. Excelente alimento si no se abusa de él, lo cual es muy fácil. Nuevamente nos encontramos con que la clave es la moderación. Las frutas secas son deliciosas, en parte, por que son alimentos muy ricos y además concentrados. Es como comer azúcar, o mejor dicho fructosa.

Nuestra recomendación es que no busques atajos cuando se trata de cuidar tu salud. Usa tu sentido común, sé moderado y no dejes en manos de alguien más que tome buenas decisiones por ti. Investigar, conocer e informarte te dará muchos beneficios.

Te recomendamos leer también -> 6 alimentos comunes que dañan seriamente tu salud

¿Conoces algún otro producto “saludable” que no lo sea?


¡Nos encanta leer y responder tus comentarios!

Si te gustó y sirvió esta información, ayúdanos a compartirla.

Revista CorpoSano

CorpoSano, la mejor información sobre ejercicio, nutrición y salud.

CorpoSano, a tu lado todo el camino.

Suscríbete gratis y recibe la revista mensual, los mejores artículos de CorpoSano y reportes especiales exclusivos para suscriptores. (Usa el formulario al final de la página).