13 razones para probar la dieta mediterránea

13 razones para probar la dieta mediterránea

Rocío Río de la Loza, Health CoachPresentado por Rocío de la Loza, Health Coach

La dieta mediterránea fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial en el año 2010 por las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Esto fue debido a que ha sido reconocida como “un conjunto de habilidades, conocimientos, rituales, símbolos y tradiciones relativas a los cultivos, recolección, pesca, cría de animales, conservación, elaboración, cocción, y en particular el intercambio y consumo de los alimentos”.

Cuando hablamos de la dieta mediterránea, hablamos de la gastronomía y la cultura de once países, como España, Italia, Turquía, Libia, Grecia, entre otros. Está conformada por platos sencillos, nutritivos y coloridos. Cuenta con una amplia variedad de granos y alimentos con ácidos grasos Omega 3 y es baja en carnes rojas, azúcar y grasas. Además, incluye todos los grupos de alimentos básicos para tener una vida saludable, centrándose en:

  • Utilización de aceite de oliva extra virgen
  • Los granos enteros en abundancia
  • Frutas y verduras de temporada
  • Legumbres
  • Peces silvestres y mariscos de la zona (dos veces por semana)
  • Aves de corral y huevos (tres veces a la semana)
  • Productos lácteos de calidad (con moderación, principalmente de cabras)
  • Carnes magras y postres dulces (para ocasiones especiales)
  • Aperitivos saludables como nueces y semillas
  • Hierbas y especias para sazonar
  • Vino (1-2 vasos al día)
  • Agua

La Harvard School of Public Health, la organización sin fines de lucro Oldways y la Organización Mundial de la Salud (OMS), introdujeron la dieta mediterránea y la pirámide de la dieta Mediterránea en 1993. Desde entonces, la guía culinaria y la sabiduría antigua de esta región han sido consideradas como uno de los patrones de nutrición más saludables en el mundo. Esto porque es equilibrada y apta para las personas de todas las edades. Incluso las que son vegetarianas y los pacientes con intolerancia al gluten pueden disfrutarla con algunas sustituciones.

Dieta mediterránea

Continúa leyendo en la siguiente página –>