4 cambios sencillos para comenzar a bajar de peso

4 cambios sencillos para comenzar a bajar de peso

Te recomendamos también leer:

Cuando pensamos en iniciar un proceso para la pérdida de peso, tenemos la falsa idea de que será complicado, nos tomará mucho tiempo, dinero y esfuerzo. Sin embargo, si realizamos pequeños cambios en nuestras rutinas y hábitos, en menos de lo que nos imaginamos, estaremos perdiendo esos kilos de más que tenemos. Sigue estos consejos y comienza a bajar de peso de manera sencilla.

  1. Nunca te saltes el desayuno e incluye proteína. Si de perder kilos se trata, un desayuno que incluya proteína, grasas saludables y carbohidratos de lenta absorción es tu aliado y mejor opción. Creemos que si nos saltamos el desayuno o comemos algo “ligero”, podremos bajar de peso más fácilmente. El desayuno debe de ser nutritivo para tener energía durante todo el día y debe evitar que te de hambre a media mañana. Un ejemplo de un desayuno saludable y completo podría ser dos huevos revueltos con espinacas, media taza de frijoles y una tostada de pan de germinados o granos enteros. Ante todo, evita desayunar alimentos con calorías vacías, ya que lo único que provocarás es sentir hambre todo el día y comer de más.
  2. Crece tus músculos, incluye dos días de entrenamiento con pesas. El ejercicio cardiovascular tiene múltiples beneficios para nuestra salud, pero si quieres quemar calorías todo el día, nada como hacer crecer tus músculos y esto lo lograrás haciendo pesas. Si nunca has realizado ejercicios con pesas, inicia con el menor peso, una o dos series de un máximo de 10 repeticiones.
  3. No bebas tus calorías. Muchas veces no consideramos las calorías que nos tomamos. Una bebida a base de café o té con jarabe de sabor,  crema batida, chispas de chocolate, etc., puede llegar a tener más de 600 calorías. Pasa lo mismo que con los jugos enlatados que contienen grandes cantidad de azúcar. Toma agua natural o si te cuesta mucho trabajo tomarla, corta unas rodajas de limón o naranja y agrégaselas.
  4. Nunca comas enfrente del televisor. Sabemos que es cómodo  y divertido comer mientras vemos nuestros programas favoritos, sin embargo, pocas veces somos conscientes de la cantidad de comida que consumimos, ya que estamos más al pendiente de nuestro programa, que de la cantidad de comida que nos llevamos a la boca. Cuando comas, que sea tranquilamente, disfrutando de cada bocado que te llevas a la boca, come despacio y mastica tus alimentos perfectamente.

 

Te recomendamos también leer: