4 ejercicios para esculpir tus brazos

4 ejercicios para esculpir tus brazos

Te recomendamos también leer:

Al tener unos brazos fuertes y definidos, no solo te sentirás y te verás mejor (evitarás las famosas “alas de murciélago”), sino que tu postura mejorará muchísimo, ya que algunos ejercicios que te recomendamos a continuación, además de definir tus brazos, también te ayudarán a fortalecer espalda, pecho y hombros.

Si eres mujer, no pienses que por realizar ejercicios para brazos estos parecerán grandes y poco estéticos. Al contrario, desarrollarás músculo, pero también perderás grasa, lo que ayudará en su definición.

Estos son los ejercicios que te recomendamos para esculpir tus brazos y también tus hombros, espalda y pecho.

  1. Lagartijas o push ups. Así como la sentadilla es la reina de los ejercicios para piernas y glúteos, las lagartijas se llevan ese crédito si quieres trabajar brazos, pecho, espalda, hombros y hasta abdomen. La lagartija o push ups es un ejercicio que involucra la participación y fortalecimiento de muchos músculos. Otro de los beneficios de este ejercicio, es que no necesitas ningún equipo para realizarlo y que lo puede hacer desde un principiante hasta un avanzado. Si eres principiante y todavía no desarrollas la fuerza necesaria para sostener tu cuerpo con tus brazos, entonces debes de realizar la lagartija de la siguiente manera (evitarás lesiones en tus muñecas, brazos y hombros al sostener más peso del que puedes). Colócate sobre el piso, apoyando tus manos en el suelo separándolas al ancho de los hombros,  tus rodillas deben de estar colocadas en el suelo. Despega el torso del suelo de tal forma que tus brazos queden completamente estirados, después regresa al suelo flexionando poco a poco tus brazos en un movimiento lento y controlado. Como te comentamos en líneas anteriores, si eres principiante, lo único que debes de levantar en esta modalidad de ejercicio, es de tu cintura para arriba, tus piernas permanecen en el piso.
  2. Planchas. Ha simple vista, parece un ejercicio sencillo de realizar, pero nada más alejado de la verdad. Al igual que las lagartijas, incluir este ejercicio en tu rutina de ejercicios te ayudará a fortalecer muchos músculos de tu cuerpo. Colócate en el suelo boca abajo, colocando las palmas de tus manos en el piso, separadas y alineadas a la altura de tus hombros. Lleva tu cuerpo hacia arriba, manteniendo una posición de tabla, es decir, tu espalda recta y tus brazos completamente estirados. Mantén esta postura por unos minutos (trata de ir resistiendo más tiempo en esta posición) y luego regresa al piso. Debes de mantener la fuerza en los brazos y en el abdomen, tus hombros deben de estar relajados y evitar que tu espalda se arquee.
  3. Círculos con brazos. Este es otro ejercicio que no necesitas de ningún equipo para realizarlo y que a simple vista puede parecer muy sencillo. Colócate de pie con los pies separados a la altura de tus hombros. Eleva tus brazos lateralmente, formando un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. Realiza giros pequeños con tus brazos hacia adelante el tiempo que resistas, descansa y después comienza los giros en sentido inverso. El ejercicio parece fácil, pero verás que después de un tiempo, tus brazos comienzan a dolerte. Trabajas brazos y hombros.
  4. Curl de biceps. Si no tienes mancuernas, puedes utilizar unas botellas con agua. Lo importante es que pesen lo mismo en cada brazo y que puedas sostenerlas con comodidad. De pie, coloca tus pies a la altura de tus hombros, espalda recta y hombros relajados. Coloca una mancuerna (del mismo peso) en tus manos, tus brazos deben de estar completamente estirados. Ahora sí, con un movimiento lento y controlado, flexiona tus brazos llevando las mancuernas hacia tu pecho y después lentamente regresa a la posición inicial.

Te recomendamos también leer: