5 formas de conseguir un abdomen marcado

Ya lo sabes, “Los abdominales no se hacen en el gimnasio sino en la cocina” Si buscas presumir un abdomen fuerte y definido tu enfoque debe estar en tu alimentación. Sin embargo, el ejercicio físico puede ayudar enormemente no sólo a fortalecer los músculos que quieres que se vean, sino a adelgazar la capa de grasa que lo impide.

Aquí te presentamos cinco sencillos consejos para que lo logres más rápidamente:

Ejercita grandes grupos musculares (no sólo los abdominales). Un error común de quienes buscan lucir su “six-pack” es pensar que todo es cuestión de fortaleces los músculos rectos abdominales. Recuerda que estos músculos son muy pequeños y si bien, te ayudará ejercitarlos, jamás los verás mientras conserves esa capa de grasa que los cubre.

Ejercitar grandes grupos musculares como las piernas o la espalda podría parecer algo que no está relacionado, pero la mayoría de las personas que logran reducir su porcentaje de grasa corporal y lucir sus músculos abdominales saben que fortalecer todo el cuerpo beneficia el crecimiento muscular en todo el cuerpo y ayuda a quemar más calorías.

Haz tu ejercicio cardiovascular más eficiente

Si te aburre subirte a una caminadora una hora estamos contigo. El ejercicio de intervalos de alta intensidad (HIIT, en inglés) es una excelente opción. La intensidad en el ejercicio cardiovascular desencadena una serie de cambios en nuestro cuerpo que requieren mucha energía. Quienes se ejercitan con intervalos de alta intensidad logran en unos cuantos minutos, los beneficios (incluída la pérdida de grasa) lo que otros logran con horas de cardio aburrido.

Come suficientes proteínas

Músculos grandes es igual a un metabolismo más acelerado. El cuerpo usa mucha energía para mantener y usar esos músculos, no sólo durante tu entrenamiento. Pero, si no le das de “comer” a tus músculos, estos no crecerán o perderás masa muscular y proteínas de aquellos que usas menos.

Dale a tu cuerpo la energía que necesita para construir esos músculos

El músculo dañado por el ejercicio intenso necesitará enormes cantidades de energía para reconstruirse y adaptarse. No cometas el error de comer sólo proteínas. Si bien, reducir tu ingesta de carbohidratos y grasas podría ayudarte a quemar más grasa, los beneficios de construir más músculo te ayudarán tener un metabolismo más acelerado.

Tu cuerpo necesita además vitaminas, minerales y fibra para poder funcionar con todo su potencial. Incluye muchos tipos de alimentos naturales. Si no estás perdiendo grasa, ajusta las cantidades de carbohidratos.

No te olvides de las grasas

Es un mito que la grasa que comemos se almacena como grasa. Si bien un gramo de grasa tiene el doble de calorías que un gramo de proteína o de carbohidratos, la grasa en nuestra dieta es imprescindible. Si no incluimos aceites y grasas saludables en nuestra alimentación, nuestro cuerpo no podrá producir eficientemente todas las hormonas necesarias para el crecimiento muscular.

Sin grasa, nuestra comida será insípida y no nos satisfará por completo. Las personas que evitan la grasa en su dieta tienen más hambre, lo que los hace más propensos a comer en exceso.