6 consejos para evitar lesiones al correr

6 consejos para evitar lesiones al correr

Te recomendamos también leer:

Correr es un excelente ejercicio. No solo trabajas todo tu cuerpo, sino también se necesita un trabajo de fuerza de voluntad, constancia y concentración. Si recién tienes pensado comenzar a correr o ya llevas tiempo haciéndolo, toma en cuenta los siguientes consejos para evitar lesionarte.

  1. Corre en una superficie suave. Sabemos que uno de los beneficios del correr, es que puedes hacerlo en cualquier lado y a cualquier hora. Sin embargo, correr sobre concreto puede ocasionarte lesiones en tus articulaciones. Prefiere una superficie suave y si piensas correr en el campo, montaña o arena, cuida de pisar correctamente.
  2. Calzado adecuado. Utiliza unos tenis que sean los adecuados para ti. Tienen que tener un buen soporte y no deben de quedarte ni grandes ni pequeños, sino del número correcto. Dependiendo de la superficie por la que pienses correr, debe de ser la suela de tu tenis.
  3. Realiza calentamientos y enfriamientos. Nunca comiences a correr sin antes haber realizado un calentamiento. Esto evitará que te lesiones. Calienta todo tu cuerpo, comenzando por la parte superior y termina con los pies. Los movimientos que realices en el calentamiento deben de ser lentos y controlados. Al terminar de correr, cámbiate de ropa y aunque sientas calor, utilizada ropa que te cubra, como unos pants y una sudadera.
  4. Fortalece todo tu cuerpo. Realizar entrenamientos más integrales en los que incluyas otros deportes como las pesas, la natación, yoga o pilates, te ayudarán a desarrollar más fuerza en tus músculos (al practicar pesas), te darán elasticidad (con yoga y pilates) y fortalecerán tu respiración y tu condición física (con la natación). Si quieres ser un mejor corredor, evitar lesiones y fortalecer todo tu cuerpo, practica otros deportes.
  5. Inicia paulatinamente. Si tienes pensado comenzar a correr, deténte un minuto y comienza paulatinamente. Seguramente sientes el impulso y la energía que te da el correr, pero aunque sientas que puedes correr un kilometro más, comienza haciéndolo paulatinamente. Las lesiones más comunes se dan en personas que pensaban que su cuerpo estaba preparado para correr, cuando en realidad les faltaba más fuerza en sus músculos y articulaciones. Nunca corras si tienes sobrepeso u obesidad ya que seguramente lesionarás tu cuerpo.
  6. Detente si sientes alguna molestia. Si sientes alguna molestia, no continúes corriendo, detente inmediatamente. También debes de tomar descansos por lo menos una vez a la semana, evitarás sobreentrenarte y dejarás que tus músculos descansen.

 

Te recomendamos también leer:

Loading Facebook Comments ...