Cómo perder más de 20 kilos, ¡Es posible y lo puedes lograr!

Cómo perder más de 20 kilos, ¡Es posible y lo puedes lograr!

Te recomendamos también leer:

La obesidad es una enfermedad que lamentablemente afecta cada día a más personas. En muchos casos, el aspecto físico de una persona con obesidad es lo de menos. Cuando tu vida se encuentra en riesgo, los cambios que debemos de realizar ya no están motivados por verse bien, sino por evitar enfermedades como la diabetes o problemas cardiovasculares.

Si debes de perder más de 20 kilos, no te preocupes, es posible y estamos seguros de que lo puedes lograr. Verás que en la medida en la que vayas experimentando esa pérdida de peso, te sentirás mucho mejor y estarás motivado a moverte más y a realizar cambios permanentes en tu vida.

Sigue estos consejos y comienza a vivir una vida mejor.

  1. No te culpes ni te castigues. Muchas veces, cuando tenemos sobrepeso u obesidad, la relación que llevamos con la comida es un poco “tormentosa”, digamos que de “amor y odio”. Por un lado nos gusta y sentimos placer al comerla, pero también al comerla en exceso, nos culpamos y nos castigamos, por lo que caemos en un círculo. Lo primero que debemos de hacer para comenzar a perder esos kilos de más, es cambiar la idea que tenemos de la comida. Desde este momento, comenzaras a verla como tu aliada para vivir mejor. No comeras ni cuando tengas tristeza, ni alegría, ansiedad, enojo, etc., Si tienes alguna emoción que sientes que te sobrepasa y siempre recurrías a la comida, ahora buscarás otra actividad para sustituir la comida. Por ejemplo, en lugar de comer un bote de helado si te sientes triste, llamarás a un amigo y le platicarás tus problemas o escribirás un diario. Si te sientes enojado, no recurras a las pizzas (o tu comida favorita), mejor sal a caminar. Unicamente comerás para nutrirte. Cuando sientas la necesidad de comer por una emoción muy fuerte, detente un minuto, respira y repite: Solo debe de comer para nutrirme.
  2. Aliméntate. Si quieres perder peso, debes de comer. Si dejas de comer, lo único que lograrás es que tu cuerpo no pierda ni un gramo. Si dejas de comer, te sentirás cansado, desmotivado y esto te llevará a comer más alimentos que no te nutren.     Lo importante aquí es comer alimentos saludables, pero no bases tu dieta en alimentos con calorías vacías o que no tengan los nutrientes necesarios.
  3. Sustituye. Posiblemente tu debilidad sean los dulces, pasteles, chocolates, es decir, el azúcar. O por el contrario, las frituras saladas, las hamburguesas, pizzas, etc., Cualquiera que sea tu debilidad, ya sea los alimentos con alto contenido de azúcar o de sal, lamentamos decirte, pero tendrás que olvidarte por completo de ellos, ya que crean una adicción difícil de dejar. Entre más comas de ellos, más los necesitas. Tendrás que sustituir los alimentos azucarados por frutas y alimentos naturales.
  4. Toma agua. Si tienes un gusto por los refrescos o las bebidas azucaradas, sustitúyelas por agua natural con rodajas de fruta. Seguramente al principio no te parecerá agradable, pero te acostumbrarás y dejarás de sentir gusto por los refrescos.
  5. Duerme bien y descansa. Otra de las causas del sobrepeso y la obesidad es la falta de descanso. Vivimos una vida llena de compromisos y estrés que muchas veces los llevamos hasta la hora de dormir. Si quieres perder peso, debes de tener como prioridad el dormir bien. Entre un mínimo de siete horas diarias es lo recomendable. Cuando no dormimos bien, las hormonas grelina y leptina (encargadas de controlar el hambre) estarán en desbalance.
  6. Muévete. No te pedimos que corras un maratón. Sabemos que no es sencillo tener sobrepeso u obesidad y realizar ejercicio. La falta de condición, de movilidad, el dolor de articulaciones, etc., dificultan el realizar ejercicios. Solo te pedimos que te muevas un poco más. Una caminata de 10 minutos, nadar, bailar, andar en bicicleta  o cualquier otra actividad que te guste y que poco a poco vayas incrementando el tiempo. No tiene (ni debe) de ser una actividad extenuante.
  7. Busca ayuda. Un grupo que te motive, un nutriólogo o entrenador. Se vale pedir ayuda cuando sientas que solo no puedes lograrlo. Busca a alguien que te motive, te respete y te haga sentir bien.

Te recomendamos también leer:

Loading Facebook Comments ...