Cómo romper el hábito de comer comida chatarra

Cómo romper el hábito de comer comida chatarra

Te recomendamos también leer:

Existen muchos alimentos que nos resulta muy difícil romper con el hábito de comerlos. Su adicción se puede comparar con la adicción al tabaco, alcohol, y algunas drogas como la cocaína. La sal, el azúcar y otros aditivos que contienen estos productos son los responsables de nuestros deseos y nuestra falta de control al comerlos.

Todo se vuelve un círculo, ya que los alimentos azucarados elevan los niveles de azúcar en la sangre,  se activa el sistema de recompensas del cerebro y genera dopamina. Te sientes muy bien, pero al poco tiempo tu cuerpo vuelve a necesitar alimentos y el círculo no se rompe. Entonces, ¿Cómo podemos romper el hábito de comer comida chatarra, sea dulce o salada? Sustituyendo nuestros antojos, dándole a nuestro cerebro alimentos con los que se sienta bien y nutriendo nuestro cuerpo.

Estos consejos te ayudarán a dejar el hábito de comer comida chatarra:

  1. Nutre tu cuerpo con comida saludable. Muchas veces sentimos antojos y hambre cuando nuestro cuerpo no está bien nutrido. Aliméntalo con comida natural, comiendo cinco veces al día porciones pequeñas de proteínas, grasas saludables y carbohidratos complejos.
  2. Duerme bien.  Dormir bien no solo ayuda a reparar las funciones de nuestro cuerpo, también está asociado con dos hormonas importantísimas a la hora de dejar nuestros hábitos de comer comida chatarra. Estamos hablando de la leptina y la grelina. La leptina es la hormona que produce la saciedad y por el contrario, la grelina es la hormona del hambre. Cuando no dormimos bien, producimos más grelina y menos leptina, por lo que controlarnos a la hora de tener antojos será un reto mas grande cuando pasamos una noche sin dormir adecuadamente.
  3. Sustituye los antojos. Ten siempre contigo fruta, verduras picadas, nueces y almendras. Cuando tengas antojo de algo dulce, prueba comerte una fruta. Por el contrario, si quieres algo salado, come verduras con limón y un poco de chile piquín. Al principio, estos alimentos te parecerán insípidos, pero nuestro cuerpo se adapta a todo.
  4. Reduce el estrés. Cuando nos sentimos estresados constantemente, nuestro cuerpo produce cortisol, una hormona que se produce cuando tenemos estrés crónico. Esta hormona reduce nuestro metabolismo y aumenta nuestro apetito.

Te recomendamos también leer:

 

Loading Facebook Comments ...