Cómo tener una piel radiante sin invertir mucho dinero

Cómo tener una piel radiante sin invertir mucho dinero

Te recomendamos también leer:

Cuando buscamos tener una piel radiante, hidratada, sin arrugas y sin imperfecciones, siempre buscamos en el exterior. Pagamos una fortuna por cremas y tratamientos que muy pocas veces cumplen su función. La respuesta está en cuidar nuestro interior. Con esto quiero decir que nuestra piel es solo el reflejo de como tratamos a nuestro cuerpo. Te damos unos consejos para que tengas una piel radiante sin invertir mucho dinero.

  1. Toma agua. Para funcionar correctamente, nuestro cuerpo necesita agua. Lo mismo aplica a nuestra piel. Necesitas mantenerla hidratada si quieres evitar que tu piel se deshidrate, ya que la haría proclive a arrugas prematuras. Toma por lo ocho vasos con agua al día y de preferencia que sea agua simple, sin azúcar añadida.
  2. Come más vegetales y frutas. Las verduras de hoja verde como la col rizada, espinaca, acelga o berro aportan minerales y vitaminas que beneficiarán tanto a tu cuerpo como a tu piel. Las frutas como la zarzamora, frambuesa y mora azul son antioxidantes que tu piel necesita para evitar el envejecimiento prematuro.
  3. Despídete del azúcar. Los alimentos con índice glucémico alto se transforman rápidamente en azúcar. El azúcar causa inflamación en todo tu cuerpo, lo que provoca el rompimiento de las fibras de colágeno. También provoca acné y crecimiento del vello facial.
  4. Haz ejercicio. El ejercicio puede llegar a revertir los signos de envejecimiento. Mejorar la circulación, la oxigenación de las células, y reducir la inflación del cuerpo son algunos de los beneficios del ejercicio que se reflejan en una piel más tersa y suave.
  5. Duerme bien. Cuando no dormimos las horas necesarias, nuestro cuerpo no puede regenerarse adecuadamente. Nuestro niveles de estrés aumentan, con ello hay un incremento de la hormona cortisona. Esta hormona afecta directamente a las fibras del colágeno. La falta de sueño genera un desbalance en el PH de la piel, lo que puede provocar brotes de acné, enrojecimiento, y falta de elasticidad. 
  6. Lávate la cara antes de irte a dormir. La contaminación, el sudor y el maquillaje puede bloquear tus poros lo que resultarían en brotes de acné. Si quieres tener una piel saludable, no te olvides cada noche lavarla con agua y jabón. Utiliza un jabón suave y después aplica una crema hidratante.
  7. No abuses de los químicos. Recuerda que es mejor cuidar tu piel desde adentro. Evita los productos agresivos para tu piel que lo único que harán será dañarla más. Limpia tu piel con una jabón suave y aplica una crema hidratante. La buena alimentación, el ejercicio y todos los consejos anteriores harán el resto.

 

Te recomendamos también leer: