Cómo transformar tu cuerpo: de delgado a musculoso

Cómo transformar tu cuerpo: de delgado a musculoso

Te recomendamos también leer:

Si eres de las personas que les cuesta trabajo ganar masa muscular, que tienen una complexión delgada y que aunque consuman “miles” de calorías, no logran subir de peso, no te preocupes, con los siguientes consejos, lograrás desarrollar tus músculos, definirlos, sin caer en el exceso de comer alimentos “poco saludables” que lo único que lograrán es que te conviertas en un “flaco con barriga”.

  1. Reduce tu porcentaje de grasa. Lo primero que debes de hacer, es reducir tu porcentaje de grasa muscular. Existen personas que aunque son delgados y tienen poca masa muscular, tienen un porcentaje de grasa alto. Tratar de reducirlo a un 10% – 15% es lo más conveniente. Partiendo de eso, ya puedes comenzar a desarrollar y marcar tus músculos.
  2. Aumenta tu ingesta de calorías. Tienes que comer más si piensas comenzar a entrenar. Lo importante aquí es el tipo de alimento que deberás de consumir. Tienen que ser alimentos nutritivos que te aporten lo necesario para tener un cuerpo saludable. Por favor, ¡no te alimentes con calorías vacías! Aunque seas de las personas que pueden comerse un pastel entero o una pizza, no es el tipo de alimentos que te darán un cuerpo saludable. realiza varias comidas al día, que incluyan proteínas, grasas, hidratos de carbono de lenta absorción, vitaminas y minerales. Alimentos como las nueces, almendras, camote, plátano, son altos en calorías, pero nutritivos. Presta especial atención en la comida que realices después de entrenar, ya que debe de contener carbohidratos de lenta absorción y proteínas.
  3. Entrena duro. Muchas de las personas que no logran aumentar su masa muscular, es porque o no entrenan correctamente o no le dan al músculo una razón para crecer. Tendrás que enfocarte en un entrenamiento de resistencia con ejercicios compuestos en donde emplees varios grupos musculares. Deberás de ir aumentando progresivamente el peso.
  4. Reduce tus sesiones de cardio. No dejes de hacer ejercicio cardiovascular, pero sí reduce el tiempo y los días que lo practiques. Tres días a la semana es más que suficiente, con una intensidad de moderada a baja.
  5. Descansa. No pienses que para ganar masa muscular, debes de pasar horas en el gimnasio y tampoco debes de ir todos los días. Tienes que darle oportunidad a tus músculos a que se repongan y crezcan. Esto solo lo lograrás con descanso y una buena alimentación.
  6. Mantente hidratado. Evita las bebidas azucaradas y prefiere las naturales. Agua natural, café, té, jugos de verduras y sopas.

 

Te recomendamos también leer: