Un consejo para no sentir hambre cuando pierdes peso

Un consejo para no sentir hambre cuando pierdes peso

Te recomendamos leer también: ¿Comer pizza me puede ayudar a bajar de peso? y 3 alimentos que estás comiendo y que te impiden bajar de peso.

Si lo piensas, perder grasa corporal es un proceso que no toma mucho tiempo. Si cambias tu alimentación, podrías estar a unas cuantas horas (o minutos) perdiendo grasa. Si las personas piensan que perder grasa es un proceso que toma mucho tiempo, en realidad lo que están pensando es que perder el peso acumulado durante varios años podría tomar mucho tiempo.

Pero, seamos prácticos, perder peso no es fácil. Tenemos una tendencia natural a comer en exceso cuando hay comida (¡que en los países desarrollados es casi siempre!) y la comida industrializada con sus saborizantes, altas concentraciones de azúcar y sal, no ayudan en nada.

Se requiere determinación y constancia para perder gradualmente la grasa corporal almacenada en exceso y esto sólo se logra con un ligero déficit energético, es decir, ingerir más calorías de las que quemamos.

Es fácil, entonces, sentir hambre de vez en cuando durante este proceso. Puede ser una ligera sensación de vacío o un malestar enorme, pero es un hecho que nos encontraremos con este escenario. ¿Qué podemos hacer para no sabotear nuestros esfuerzos?

Es muy sencillo. La sensación de hambre es la señal de nuestro cuerpo de que necesitamos nutrientes, especialmente los que nos dan energía. Es fácil tomar decisiones que no nos favorecen cuando tenemos hambre. Es especialmente riesgoso para nuestros planes de perder peso ir a comprar comida para nuestra casa en este estado o ir a un restaurante a comer.

El consejo que te queremos dar es muy simple: si tienes hambre come. Controla el problema cuando es aún pequeño, si comienzas a sentir hambre (no la confundas con la sed), come algo saludable y congruente con tu plan. El secreto para hacer esto correctamente es estar prevenido. Si en tu casa, oficina o automóvil tienes alimentos de “emergencia” para estas situaciones será mucho más fácil.

Establece de antemano el procedimiento. Por ejemplo, si son las 11:00 de la mañana, cuatro horas después de tu desayuno y sientes hambre, come 10 almendras y un plátano. Sí, tienen muchas calorías, pero son alimentos naturales que nutrirán tu cuerpo y te darán energía en las concentraciones adecuadas.

Lo mejor de este consejo es que cuando sea tu siguiente comida tendrás hambre, pero no tanta como para tomar malas decisiones.

Te recomendamos leer también: Los alimentos que nunca debes comer cuando quieres bajar de peso y ¿Por qué el estancamiento de peso?