El poder de los hábitos (Primera parte)

 

El poder de los hábitos (Primera parte)

Muchas personas piensan que nuestro comportamiento se relaciona principalmente con decisiones conscientes y que tenemos un gran control sobre nuestras acciones. Pero no es así.

Si alguna vez te haz preguntado porque te propones hacer algo y no lo logras realizar cuando es el momento de hacerlo. Si te ha pasado que te prometes abandonar cierto hábito o costumbre y no lo logras. Si te descubres cometiendo los mismos errores una y otra vez, estás frente a frente con el poder de los hábitos.

Nuestras acciones son, principalmente, resultado de nuestros hábitos, ¡no de nuestras deciciones! Por eso nos cuesta trabajo cambiarlos y cualquier modificación requiere de lo que llamamos “fuerza de voluntad”.

La buena noticia es que nuestros hábitos pueden jugar a nuestro favor. Así como hay hábitos destructivos que dañan nuestra salud, también los hábitos positivos son una forma de poner en “piloto automático” el camino hacia nuestras metas.

¿Cómo crear y mantener un nuevo hábito?

Lo primero que hay que hacer es reconocer que no es fácil. Al principio, cualquier cambio necesitará no sólo de decisión sino de energía. Algo que ayuda mucho es tener claro por qué queremos hacer el cambio y, por otra parte, reconocer qué pasará si no lo cambiamos.

¿Qué haces tú para crear un nuevo hábito en tu rutina? (Deja un comentario abajo con tu respuesta).

Espera la segunda parte de esta artículo.