Qué comer antes de tu entrenamiento

Qué comer antes de tu entrenamiento

Si estás perdiendo peso, construyendo músculo o las dos, tu alimentación es muy importante y por otra parte, tu entrenamiento es tu oportunidad para activar esos músculos, llevarlos a su límite y comenzar el proceso que los llevará a crecer. Existen muchas opiniones sobre la alimentación óptima que debes tener justo antes de tu entrenamiento pero hay conceptos básicos que debemos tomar en cuenta:

La intensidad y calidad de tu entrenamiento depende en gran medida de tu estado físico y mental. Por lo tanto, descansar bien todos los días y llegar a tu sesión de ejercicio sin hambre es fundamental. Una ligera deshidratación puede disminuir tu desempeño hasta 20%, una deshidratación grave puede incluso poner en riesgo tu salud y tu vida. Un desayuno completo y saludable es una forma excelente de empezar cada día.

¿Qué debo comer antes de entrenar?

Es muy sencillo: alimentos que te nutran y te den energía. Es importante que no entrenes exactamente después de comer, es el esfuerzo podría interferir con los procesos digestivos. Te recomendamos que hagas tu ejercicio entre una hora y dos después de haber comido. Así tu cuerpo tendrá los nutrientes necesarios disponibles en tus células musculares y en tu sangre.

Las proteínas son un macronutriente que debes comer todo el tiempo cuando estás buscando hacer músculo, pero antes de un entrenamiento es muy importante que tu comida incluya también carbohidratos. Evita aquéllos que te suben mucho la glucosa sanguínea ya que también te causarán un pico de insulina (la hormona que ayuda a usar la glucosa en la sangre) ya que es posible que se te baje el nivel de glucosa demasiado durante tu entrenamiento. Es mejor consumir carbohidratos “lentos”.

Nuestras recomendaciones:

  • Leguminosas (frijoles, lentejas, habas)
  • Avena
  • Arroz integral