¿Por qué la necesidad de un método para dejar de fumar?

¿Por qué la necesidad de un método para dejar de fumar?

Captura de pantalla 2017-11-03 a las 14.20.07

 

 

 

 

Por Maribel Gómez

Te recomendamos leer también:

Primeramente, para responder debemos empezar por definir qué es un método.

Un Método según la Real Academia Española, significa el modo de decir o hacer con orden o el procedimiento que se sigue para hallar la verdad y enseñarla.

Ahora podrás comprender, que para dejar de fumar, también se necesitará de un modo o procedimiento para llevar al adicto a la nicotina a su rehabilitación total y para siempre.

¿Estarás de acuerdo entonces, que para adquirir el aprendizaje se requiere de un guía, maestro o mentor que nos muestre el conocimiento? Lo mismo sucede con el proceso para dejar de fumar.

Se requiere mostrar las salidas adecuadas para evitar que el fumador deje de abrir las puertas incorrectas que lo han llevado a intentos fallidos.

Lo ejemplifico como un simulacro ante un terremoto en donde es necesario conocer las diferentes opciones de evacuación para llegar a salvo a un lugar.

Para ello, una metodología podrá guiarlo al refugio seguro que será en este caso, el dejar de fumar definitivamente y lo más fácilmente posible también.

¿Acaso obtenemos un título universitario sin la ayuda del área educativa?

¡Claro que no!

Las herramientas las recibimos del medio docente a través de escuelas y universidades, asimismo, se necesitarán también dichas herramientas para que el fumador le dé una patada al cigarro de manera radical.

Por otro lado, se ha comprobado según estadísticas, que solamente el 5% de los fumadores logran dejar de fumar por ellos mismos aplicando únicamente su fuerza de voluntad, los demás necesitarán de una guía profesional, es decir, de un método.

Según el Dr. Carlos Jiménez Ruiz, Director del Programa Integrado de Investigación en Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, SEPAR, comenta que la nicotina puede llegar a ser cinco veces más adictiva que la heroína, por lo mismo, ahora comprenderás la importancia de contar con una guía profesional basada en una metodología para ayudar a que el fumador termine con su adicción a la nicotina.

Es muy importante no subestimar la rehabilitación del fumador, partiendo de que la nicotina es una droga como cualquier otra, legal, pero al fin y al cabo una droga también.

En mi caso pasé 17 años intentando dejar de fumar, logrando abandonar la adicción únicamente por algunos días, meses, incluso por dos años, hasta que conocí Programación Neurolingüística (PNL), que me mostró el camino y las estrategias necesarias para salir del agujero en el que me encontraba, así como permitirme gozar de una libertad inimaginable, y sobre todo, poder decir con orgullo ser una alegre exfumadora.

¡Te invito a que te decidas!

¡El león no es como lo pintan, es más lo que se dice de él!

Te recomendamos también leer:

Loading Facebook Comments ...